viernes, 3 de enero de 2014

MEDIA HORA CON MICROSOFT OFFICE( pavellon de niños envenenados)

No son pocas las personas que he conocido con el deseo de permanecer niños. No son pocas las personas que saben la importancia de seguir siendo niños. Nada tiene que ver con las responsabilidades que adquirimos a medida que le sumamos años a nuestra vida a partir del nacimiento, creo que todo niño siempre quiere tener responsabilidades, por eso juegan al papá y la mamá, a ser salvadores del planeta, campesinos, médicos,cantantes… por eso jugábamos a eso… El niño que anhelamos es un susurro de la memoria, el niño nunca se ha ido, el niño no es un ser temporal que abandona nuestro cuerpo dándole paso al ser adulto en el que nos vamos convirtiendo, el niño está aquí; soy yo, eres vos. El niño está lleno de sueños, sueños bonitos… nunca se queja el niño del sol…si no es porque debe aplicarse protector; o de la lluvia porque no lo dejan salir a jugar lleva con los amiguitos, el niño se vuelve un salvaje ante las amenazas constantes del mundo que lo sostiene. Ser adulto es ser un niño lleno de cicatrices. Ser adulto es ser un niño lleno de creencias opuestas a las que demuestra y enseña la naturaleza. Ser adulto es tener miedo de ser pequeñito, de no poder defenderse de los comentarios de la tia,del abandono de los padres, de la incomprensión de los profesores, de quienes contaminan el planeta, de quienes hacen la guerra, de los locos, de los ladrones, de las malas noticias…de tantas cosas…es tener tanto miedo. Niño es ser como Jacobo,Abril, Saray, Isabela, Violeta, Camilo… así !sencillamente cálidos, por la única razón de tener un corazón puro, corazón rosa que se abre al mundo con la misma intensidad que un colibrí bebe las flores sin temor de que alguna salga venenosa, pero los niños si…si hemos bebido venenos, unos con inocencia y los otros con un deseo enorme de destruirnos,desesperanzados, creyendo que este planeta azul es un trampa de oxigeno Ser adulto es ser un niño lleno de cicatrices. No son pocas las personas que he conocido con el deseo de ser niños… no por la falta de responsabilidades,ser niño, esencialmente por esa magnifica capacidad de perdonar, de sonreír desde la barrigasubiendoalcorazónllenandolospulmones y!! explotando en la garganta, a carcajadas; por la nave ultra moderna de la imaginación, del amor…de creer. Quien nos ha envenenado con mentiras? Que nos han hecho? Porque no es tan fácil pues…sembrar un árbol lleno de manzanas! de papayas! de mango! de mandarina, según la región? ( lagrima)